¿Qué es EDR?

La detección y respuesta de endpoints combina la recogida de datos de endpoints con supervisión continua en tiempo real y la correlación avanzada para detectar y responder a actividades sospechosas en el host y en las conexiones de endpoint. Este enfoque hace posible que los equipos de seguridad identifiquen y correlacionen actividades rápidamente para producir detecciones de alta confianza, con opciones de respuesta tanto manuales como automatizadas.

EDR

Los endpoints se encuentran entre los puntos más vulnerables de la red. Según un reciente estudio del Ponemon Institute, el 68 % de las organizaciones se han visto afectadas por uno o más ataques sobre endpoint que afectar a los datos o a la infraestructura. Además, el mismo informe ha revelado que el 68 % de los trabajadores de TI han detectado que tales ataques aumentaron desde al año anterior.

Dado el aumento de la frecuencia y la agresividad de los ataques de ransomware y malware, disponer de un sistema de detección y respuesta de endpoints que ayude a detectar e investigar posibles amenazas es fundamental para las organizaciones, sea cual sea su tamaño.

La detección y respuesta de endpoints ayuda a mitigar estas campañas de amenazas mediante el análisis continuo de comportamientos sospechosos y la alerta al equipo de seguridad de cualquier amenaza posible que sea necesario neutralizar. EDR permite supervisar los endpoints, el servidor y los puntos de acceso al host continuamente, mientras se busca perpetuamente cualquier cosa que pueda ser una amenaza.

Las soluciones de seguridad de EDR registran todas las actividades y eventos que tienen lugar en un endpoint. Algunos proveedores pueden extender también este servicio a cualquier workload conectada a la red. Estos registros o registros de eventos pueden utilizarse, entonces, para descubrir incidentes que de otra manera no se detectarían. La supervisión en tiempo real detecta las amenazas con mucha mayor rapidez, antes de que puedan extenderse más allá del endpoint del usuario.

Entre las ventajas de la detección y respuesta de endpoints se encuentran la capacidad de acelerar las investigaciones, identificar rápidamente las vulnerabilidades y responder con mayor rapidez, mediante opciones manuales y automáticas, a cualquier actividad maliciosa.

Sin embargo, con el avance las soluciones de XDR —que van más allá de un único vector para incluir capas de seguridad adicionales como correo electrónico, red y workload de nube, entre otras— EDR se está convirtiendo rápidamente en un enfoque aislado. No es el principio y el fin de toda la estrategia de detección y respuesta, puesto que existe como una entrada más para XDR. Una manera sencilla de ver cómo funcionan los sistemas de detección y respuesta de endpoints consiste en considerar la puerta de su hogar como un endpoint.

Dicho de manera sencilla, la detección y respuesta de endpoints es una estrategia importante cuando se trata de mitigar riesgos en un entorno seguro, pero para crear una estrategia de gestión de riesgos sólida es importante considerar otras capas de seguridad.

Visibilidad continua y completa

El equipo de seguridad de la red tiene un importante trabajo que hacer. Además de garantizar que la red sea estable y segura, debe supervisar cualquier posible amenaza o problema que se produzca a lo largo del tiempo.

Con la detección y respuesta de endpoints, el equipo de seguridad recibe alertas en tiempo real sobre posibles problemas que pueden surgir a lo largo del tiempo. Esto puede incluir actividad inesperada en el endpoint o intentos potenciales de infectar los endpoints con malware o ransomware. Dado que las amenazas de seguridad no dejan de crecer año a año, es prudente proporcionar al equipo de seguridad las herramientas necesarias para mantener una vigilancia constante sobre todo lo que pase dentro de la red.

Detectar, investigar y revisar

Con EDR, su tecnología de seguridad puede revisar y detectar el movimiento de amenazas potenciales en el entorno. Una vez detectados, estos problemas pueden delegarse al equipo de seguridad para que profundice en la investigación. Dado que las soluciones de seguridad EDR pueden supervisar endpoints, servidores y workloads, la capacidad de investigar y responde a amenazas es clave para proporcionar una plataforma segura para sus negocios.

EDR puede descubrir ataques furtivos gracias a su visibilidad continua y completa sobre todos los endpoints. Esto significa que obtendrá una vista completa de la actividad que se produzca en sus endpoints y podrá responder fácilmente a cualquier anomalía que surja.

Algunos ejemplos de información útil que EDR puede proporcionar a su equipo de seguridad:

  • Cuentas de usuario que han iniciado sesión, tanto de manera directa como mediante acceso remoto
  • Cambios realizados en claves ASP, ejecutables y otros usos de herramientas administrativas
  • Una lista de ejecuciones de procesos
  • Registros de creación de archivos, incluidos archivos .ZIP y .RAR
  • Uso de unidades extraíbles, tales como unidades USB
  • Todas las direcciones locales y externas que se hayan conectado al host

EDR ofrece supervisión completa de los procesos relacionados con la seguridad del endpoint. Esta cobertura expandida permite al equipo de seguridad centrarse en problemas en tiempo real y observar cualquier comando o proceso que esté en uso en el endpoint.

Defensa proactiva

La detección y respuesta de endpoints hace posible una defensa más proactiva de la red, al permitir que los cazadores de amenazas busquen amenazas que pueden aparecer en la red y en diversos endpoints. Estos cazadores pueden buscar e investigar las amenazas que detecte el sistema y avisar al equipo de seguridad de los problemas y actividades para que pueda ocuparse de ellos rápidamente.

Fatiga de alertas

Las alertas de seguridad son un componente crítico de la gestión de ciberamenazas. Aunque ofrecen visibilidad actualizada al minuto de lo que ocurre en el entorno, también pueden provocar fatiga de alertas, que puede afectar negativamente a indicadores de rendimiento clave como el tiempo medio de respuesta (mean-time-to-respond, MTTR) y el tiempo medio de detección (mean-time-to-detect, MTTD).

La fatiga de alertas se puede producir cuando un equipo de seguridad se ve expuesto habitualmente a un número excesivo de alertas. A lo largo del tiempo, esto puede abrumar a los analistas y afectar al tiempo de respuesta

En sí mismas, las alertas no son algo de lo que haya preocuparse demasiado. Sin embargo, cuando suenan varias alarmas a intervalos regulares, los analistas pueden pasar la mayor parte de su tiempo investigando falsos positivos mientras dejan pasar incidentes de seguridad potencialmente costosos o devastadores.

Cuando se trata de la supervisión día a día, los analistas acaban por cribar múltiples alertas que deberían ayudar a mitigar el ciberriesgo. A lo largo del tiempo, esto puede llevar al agotamiento, ya que los equipos de seguridad intentan ocuparse y responder a un número de alertas abrumador. EDR y la selección de respuestas automatizadas optimizadas pueden ayudar a reducir la fatiga de alertas.

Dejar la supervisión continua y la recogida de datos de endpoints, así como las respuestas automatizadas personalizadas, a una solución de seguridad EDR puede reducir el estrés de los analistas y permitirles ocuparse de sus tareas laborales de una manera mucho más relajada.

Reparación acelerada

La detección y respuesta de endpoints utiliza la implementación de análisis profundo y análisis forense. Puesto que la tecnología EDR se ocupa del trabajo pesado, su equipo de seguridad se puede centrar en tomar medidas con la máxima rapidez posible para responder a cualquier problema que surja. Esto lleva a una reparación acelerada, lo que implica menos tiempo para que los riesgos potenciales causen problemas dentro de la red. Con EDR, su equipo de seguridad puede identificar y gestionar las amenazas antes de que se conviertan en una vulneración completa.

La prevención no puede detener todas las amenazas

Si no tiene una solución EDR en su pila de soluciones, quizá no esté haciendo todo lo que puede hacer para supervisar de manera proactiva los posibles problemas. Si los productos específicos y los sistemas de prevención tradicionales fallan, sin EDR los agentes maliciosos pueden tener acceso a su sistema durante semanas, quizá incluso meses, sin que su equipo de seguridad lo sepa. EDR ayuda a reducir esta posibilidad al proporcionar supervisión en tiempo real que ayuda a suprimir los problemas capaces de burlar sus medidas preventivas.

Como se ha observado, si no se implementa una tecnología que supervise el entorno continuamente, los agentes maliciosos pueden obtener acceso a la red y, después, volver cuando lo deseen. Esto abre la puerta a que el malware y el ransomware recojan datos o a que algún extraño acceda a datos confidenciales. Con EDR, su sistema siempre estará vigilado. Esto significa que cualquier amenaza que se presente será identificada y que se le podrá dar respuesta antes de que aumente su alcance.

Los datos no son suficientes

La recogida de datos sobre amenazas en los endpoints no siempre es suficiente. Es recomendable que su equipo de seguridad esté equipado con todas las herramientas necesarias para gestionar los problemas o amenazas que surjan. Sin información práctica, las amenazas no se pueden gestionar, lo que podría permitir a agentes maliciosos el acceso a datos importantes.

Además, EDR permitirá que su equipo de seguridad se beneficie de un nuevo conjunto de herramientas del que quizá no había dispuesto antes. EDR puede abrir las puertas necesarias para que su equipo de seguridad trabaje con la máxima calidad y velocidad. Responder rápidamente a las amenazas es tan importante como identificarlas.

Con EDR, su equipo puede combinar los sistemas de supervisión en tiempo real con los datos que ya tiene como ayuda para determinar el origen de las amenazas, cómo obtuvieron acceso al sistema e, incluso, qué tipos de sistemas podrían haberse visto afectados por la amenaza. Esto es fundamental, en especial para combatir los crecientes problemas de ciberseguridad que afectan actualmente a muchas empresas.

Además, EDR permite al equipo de seguridad acelerar el proceso. La reparación, cuando tarda demasiado, puede resultar muy costosa. Puede tener un coste en datos y probablemente dinero, si el ataque implica ransomware. Con EDR, su sistema estará sometido constantemente a supervisión, para que su equipo de seguridad pueda centrarse en su trabajo de afrontar las amenazas antes de que tengan acceso a datos sensibles y le cuesten tiempo y dinero.

Protección en la nube

La mayoría de los sistemas EDR se proporcionan a través de soluciones basadas en la nube. Este es un elemento importante, puesto que las soluciones basadas en la nube garantizan que no haya impacto sobre los endpoints. Si se detecta una amenaza o se derriba un endpoint, los sistemas EDR basados en la nube pueden funcionar con normalidad, dado que el entorno de seguridad mantiene el mismo nivel de supervisión completa y de protección frente a riesgos potenciales.

Además, un sistema EDR basado en la nube implica que los problemas que surjan en varios endpoints no pueden bloquear la supervisión en tiempo real y otros aspectos de seguridad importantes..