Estamos orgullosos de haber sido nombrados ganadores al Partner del año en tecnología de seguridad 2019 de Google Cloud, de recibir el reconocimiento por nuestro pensamiento innovador, nuestra destacada atención al cliente y el mejor uso de los productos y servicios de Google Cloud.

Trend Micro Cloud One™ protege y ayuda a demostrar el cumplimiento de normativa para sus aplicaciones nativas en la nube de Google, workloads, riesgos de open source, contenedores y servicios de Kubernetes desde la canalización de desarrollo hasta el tiempo de ejecución.

Cloud One se ha probado y tiene integración de API para descubrir y proporcionarle visibilidad, así como para aplicar políticas de detección y protección frente a amenazas a workloads que se ejecutan en la Google Cloud Platform. Esta integración contribuye a que las empresas adopten la computación en la nube con confianza y sin riesgos, mejoren su capacidad de cumplir la normativa y asuman la responsabilidad compartida de la seguridad en la nube.

Cloud One funciona con los servicios de nube de Google, incluidos computación (GCE), contenedores (GCD) y Kubernetes (GKE). La estrecha integración con Google Cloud aporta eficiencia y elasticidad a su seguridad, de modo que obtiene todas las ventajas de la agilidad y el ahorro de costes de la nube.

google-trend

Nuestro partnership con Google Cloud proporciona una pila completa que incluye infraestructura y seguridad integradas y probadas conjuntamente para ayudar a los clientes a cumplir sus directrices de seguridad y gobernanza en sus proyectos en la nube.

Trend Micro protege a los usuarios de los dispositivos de Google y a los servicios empresariales. 

Trend Micro Mobile Security proporciona a las organizaciones la visibilidad, el control y la protección para sus dispositivos Android para que los usuarios pueden ser productivos a la vez que permanecen seguros. Trend Micro Cloud App Security proporciona una segunda capa de protección para los servicios de uso compartido de archivos e email en Google G Suite. Protege a las organizaciones frente al phishing, ransomware, malware y frente a ataques de Business Email Compromise.