¿Qué es una plataforma de ciberseguridad?

Una plataforma de ciberseguridad está diseñada para ofrecer a las empresas una manera de integrar la visibilidad, los análisis y los controles de seguridad a través de una serie de capas de seguridad y fuentes de datos a la vez que mejoran la protección, la escalabilidad y el rendimiento.

Expansión de la visibilidad

Un beneficio importante de la implementación de una plataforma de ciberseguridad es la visibilidad ampliada. Las trasformaciones digitales a menudo implican que las organizaciones tengan un conglomerado digital extremadamente diverso que se traduce en la necesidad de ofrecer soporte a los usuarios, implementaciones de nube, redes y dispositivos en numerosas ubicaciones en distintos sistemas operativos y entornos.

Las plataformas de seguridad proporcionan abundantes datos recopilando capacidades para la visibilidad en todos los vectores: nube, endpoints, servidores, emails, redes, móviles, web e IOT. Deberían integrarse con los productos del partner, lo que complementa sus capacidades y adaptarse al flujo de trabajo y ecosistema de TI ya existente de la empresa. Esto puede incluir SIEM/SOAR, gestión de acceso e identidad, evaluación de la vulnerabilidad, gestión de parches, sistemas de incidencias de TI, información de amenazas y mucho más.

Mediante la visibilidad ampliada y las funciones de seguridad consolidadas, una plataforma de ciberseguridad puede ayudar a las organizaciones a comprender, comunicar y gestionar mejor el ciberriesgo.

Centralización de los análisis

Contar con análisis centralizados es fundamental para garantizar la seguridad empresarial.

La capacidad de ver y abordar actividad sospechosa en toda la empresa requiere una evaluación continua del riesgo y las amenazas. Tener un motor de análisis de seguridad en común disponible en toda la plataforma puede facilitar esto al aplicarse a la fuente de datos centralizada por la pila de seguridad nativa y las soluciones externas por igual.

La integración entre las capas de seguridad le proporciona información detallada, análisis y pasos a seguir sobre los distintos tipos de riesgos que acechan a su organización. Tras la detección, los analistas de seguridad pueden determinar el tipo y la fuente de la amenaza, si o dónde los agentes de amenazas obtuvieron acceso al sistema, dónde se movieron a través de la organización y qué acciones realizaron: todo desde una sola consola. Dado que la plataforma puede correlacionar los datos y analizar las actividades como un todo, la empresa puede identificar y responder rápidamente ante los eventos con el fin de minimizar el impacto y ampliar los protocolos de seguridad, evitando futuros ataques.

Antes del auge de las plataformas de ciberseguridad, las empresas tenían que confiar en distintas soluciones puntuales para proteger cada aspecto de su actividad. Sin embargo, a mayor número de herramientas de ciberseguridad que una empresa implementa, menos efectiva es su defensa. Las soluciones por silos ocasionan lagunas de seguridad que los agentes de amenazas pueden aprovechar. La consolidación de los datos y los análisis en la empresa permite que las organizaciones identifiquen aspectos que los productos individuales no pueden.

Valor de la plataforma de ciberseguridad

La necesidad de unificar sistemas de ciberseguridad es más importante que nunca. Las organizaciones y los equipos de seguridad tienen dificultades para gestionar la cada vez mayor complejidad introducida por la transformación digital, la privacidad de datos, el cumplimiento de normativa y una cada vez mayor fuerza laboral remota que opera fuera del perímetro de la empresa. El resultado es una superficie de ciberataque complicada y en constante evolución que ahora requiere un enfoque unificado que ofrezca un control efectivo, simplificado y holístico de las amenazas y los riesgos de ciberseguridad.

A medida que aumenta la superficie de ataque, también crecen las oportunidades para los atacantes. Los agentes de amenazas no descansan. Atrapadas en el punto de mira, las compañías deben permanecer informadas de los riesgos emergentes y cuán vulnerables pueden ser. También deberían poder defenderse proactivamente ellas mismas frente a las amenazas y detectar y responder rápidamente a los eventos de seguridad.

Esto se ha hecho posible estableciendo un enfoque holístico sobre el ciclo de vida de la superficie de ataque en la ciberseguridad. Las compañías pueden descubrir la superficie de ataque (visibilidad en sus activos cibernéticos y posibles vectores de ataque), evaluar el riesgo (información sobre la exposición al riesgo y las vulnerabilidades) y mitigar (establecer controles de seguridad y acciones de respuesta), todo desde un sistema centralizado. Al unificar y simplificar la información y el control, la compañía no solo puede mejorar la seguridad general, sino que también puede mejorar la eficiencia de las operaciones, el rendimiento del sistema y la escalabilidad.

Mitigación del riesgo

Hemos analizado la importancia de contar con una visibilidad completa y una evaluación continua del ciberriesgo como uno de los beneficios de una plataforma de ciberseguridad. Sin embargo, una de las capacidades más importantes es la de mitigar los ataques y las amenazas cibernéticas. Esto significa asegurarse de que los controles de seguridad adecuados están implementados y configurados correctamente para la máxima protección.

La prevención efectiva es la primera defensa frente a los agentes de amenazas y una ágil detección y respuesta puede evitar que estos se apropien de los sistemas de una empresa.

Una plataforma de ciberseguridad debe incluir herramientas que ofrezcan excelentes capacidades de prevención, detección y respuesta frente a amenazas, las cuales son fundamentales para gestionar la fase de mitigación del riesgo del ciclo de vida de la superficie del ciberataque.

Integrada y conectada

La efectividad de la plataforma de ciberseguridad solo es tan potente como su capacidad de integrarse en el ecosistema de TI de la empresa. Indudablemente, uno de los principales objetivos es reducir y consolidar el número de herramientas distintas, permitiendo así una operación fluida. Con base en la misma plataforma, los servicios deben trabajar juntos para ofrecer beneficios exponenciales.

Aun así, ninguna plataforma puede proporcionar toda la seguridad y las funciones relacionadas con la misma para una empresa. Una estrategia de API abierta es necesaria para la integración con otros sistemas con el fin de ofrecer información crítica para mayor perspectiva, realizando funciones adicionales de seguridad, automatizando tareas y acciones de respuesta, y otras actividades fundamentales.

Una plataforma consiste en consolidar todo lo que pueda y vincularlo junto con sus otras fuentes y sistemas con el fin de proporcionar toda la seguridad y conectividad que necesita su empresa para confiar en sus operaciones diarias.

Debido a que el mundo de la ciberseguridad está en constante evolución, los servicios pueden cambiar y desarrollarse a lo largo de los próximos años. La capacidad para intercambiar funciones rápidamente desde distintas plataformas con tecnología de integración segura es fundamental para permitir que la organización cuente con una protección flexible a gran escala.

Arquitectura con base en la nube

Una plataforma de ciberseguridad con base en una arquitectura nativa en la nube puede ofrecer ventajas informáticas y analíticas sobre las arquitecturas on premise. La habilidad de aprovechar el poder de la nube para recopilar, sintetizar y analizar grandes volúmenes de datos y actividades que alimentan la plataforma proporciona un nivel de función, rendimiento y escalabilidad que sería difícil, si no imposible, de alcanzar con soluciones on premise.

Mientras que una plataforma puede y debe ser compatible con determinados entornos híbridos y sacar el rendimiento de los datos procedentes de los componentes on premise requeridos o ya existentes, sus pilares deben estar con base en la nube para garantizar la visibilidad efectiva, las capacidades analíticas y las opciones de mitigación.

Una proposición de valor de la plataforma es una seguridad más eficiente y efectiva, la cual solo se puede alcanzar con una solución con base en la nube que permita que los clientes maximicen continuamente los beneficios en los procesos inherentes de Dev-Ops, por lo que las nuevas capacidades o mejoras se añaden de forma periódica con el fin de mantenerle por delante del panorama de amenazas en evolución.

Preparación para el futuro

Finalmente, una plataforma de ciberseguridad es una forma avanzada de proteger su empresa. Al ofrecer todas las capacidades de seguridad anteriormente mencionadas bajo un mismo lugar, le permite supervisar y proteger su superficie de ataque en múltiples vectores. Puede tener la seguridad de que sus capacidades siempre están actualizadas para luchar frente a las nuevas amenazas y los cibercriminales.

Con un conjunto de herramientas de soluciones centralizadas y en constante evolución, una plataforma de ciberseguridad es su mayor línea de defensa frente a los agentes de amenazas que buscan distintas maneras de atacar su organización. Es su principal forma de proteger su empresa frente a las ciberamenazas y a los cada vez más sofisticados ataques.

Plataforma de ciberseguridad