Trend Micro ofrece unos consejos para celebrar un San Valentín seguro

Tags: @TrendMicroes, malware, San Valetín, eventos, consejos, estafas, Internet

 

Madrid, 14 de febrero de 2013 - Siempre nos hace mucha ilusión recibir tarjetas de felicitación por correo electrónico, regalos, etc. en el día de San Valentín. Es una costumbre graciosa y divertida. Pero cuando recibimos un mensaje que contiene un enlace que nos lleva a comprar un producto que no existe o visitar un sitio web infectado por malware, la situación ya no resulta agradable.

Trend Micro advierte de que durante el día de San Valentín se producirán los siguientes intentos de estafa a cualquier usuario que navegue por Internet o que tenga cuenta de correo:

Tarjetas Electrónicas: A todo el mundo le gusta recibir tarjetas con buenos deseos, especialmente si pensamos que viene de alguien que nos quiere. Cuando en nuestro buzón de entrada aparece un mensaje de San Valentín, los cibercriminales están seguros de que el usuario va a abrirlo. Cuidado, porque si al abrir el mensaje nuestra sesión se redirige a un sitio web que nos pide actualizar nuestro Flash Player o realizar alguna otra operación, ¡no lo hagas!. La probabilidad de que esta acción nos lleve a infectarnos con un virus o un troyano, es muy elevada. Ésta es una regla que hay que recordar cuando recibimos una e-card: si en el email NO aparece quién nos manda esta tarjeta de felicitación, no la abramos.

Flores, joyería y bombones: Los regalos más populares en el día de San Valentín son también considerados por los spammers. Se diseñan emails de spam ofreciendo sorprendentes ofertas para compradores online. Así que, cuando veamos ofertas de rosas naturales, brazaletes de oro o chocolates artesanales, pensemos dos veces antes de comprar…Recomendamos comprar marcas conocidas y, preferiblemente en sitios web con una reputación probada por herramientas apropiadas como las de Trend Micro.

“Tu entrega está en espera”: Es muy probable que recibamos mensajes de correo que nos informen de que una entrega a nuestra dirección de correo está en espera; y además, en este correo se incluye un link a un sitio web. Si accedemos a dicho link, se pide que verifiquemos nuestro número de tarjeta de crédito u otra información personal antes de que la entrega pueda ser cursada. Si da la casualidad de que estás esperando que se haga una entrega en el día de San Valentín, es muy probable que accedas a dar esta información online. Recuerda: nunca proporciones información confidencial a menos que sepas que el sitio web es de confianza. Si tienes dudas, llama al vendedor antes de dar esta información.

La pauta principal para que nuestras acciones online sean seguras en el día de San Valentín, es ser precavidos y cautos cuando abramos un email procedente de direcciones de correo desconocidas. No nos dejemos llevar por la curiosidad de acceder a un link que hay en un mensaje que proviene de un admirador secreto o caer en la tentación de comprar productos que se supone que son de altísima calidad a precios ridículos. El sentido común es nuestra principal herramienta de seguridad.